jueves, 24 de febrero de 2011

VERANO





Mientras uno esté vivo nada ha terminado. No hay conclusión, así que tampoco hay un “vivieron felices para siempre”. Sólo hay un “cada día empezamos de nuevo, juntos”

No hay comentarios:

Publicar un comentario