jueves, 10 de marzo de 2011

PIEDRAS


—¿Por qué siempre haces lo mismo? 
—¿El qué? 
—Huir sin decir nada. 
—¿Y tú, por qué me sigues si estoy huyendo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario